VICENT ESTRUCH, ELEGIDO POR UNANIMIDAD PRESIDENTE DEL ‘CONSORCI RIBERA I VALLDIGNA’

Las vicepresidencias del Consorcio darán voz a todos los partidos políticos con representación en los municipios que lo componen: Andreu Salom, de l’Alcudia, Mentxu Balaguer, de Corbera, Óscar Navarro, de Polinyà del Xúquer y Cristóbal García, de Tous, formarán, junto a Estruch, la Generalitat Valenciana y la Diputació de Valencia el máximo órgano de gestión del Consorcio.

 El Alcalde de Guadassuar, Vicent Estruch, se convirtió ayer en el primer Presidente del Consorci Ribera i Valldigna elegido por la unanimidad de sus miembros, en una Junta General, la constituyente de la nueva legislatura, plagada de caras nuevas de Alcaldes y alcaldesas, y concejales que asumen por primera vez la representación de sus municipios en el consorcio de residuos.

La inclusión en la Comisión de Gobierno del CRiV de todas las sensibilidades políticas, “para trabajar conjuntamente por el beneficio de la ciudadanía de los 51 municipios y dos entidades locales menores que componen el Consorci Ribera i Valldigna”, según palabras de su nuevo Presidente, convirtió esta primera Junta General en una “demostración de consenso y unidad” que será una de las bases de esta legislatura que arranca.

Nuevos retos en la gestión de residuos

En su primera intervención, Vicent Estruch, quiso marcar las líneas básicas de la gestión que pretende impulsar desde el Consorcio: “la sensibilización de nuestra población para conseguir una reducción en la generación de residuos y acercarnos a la idea de Residuo Cero, el fomento de la economía circular a través del compostaje y la recuperación de materiales en la Planta de Guadassuar, y seguir trabajando para minimizar el impacto ambiental en toda nuestra gestión, desde los transportes de residuos al propio funcionamiento de la Planta de tratamiento”.

En este sentido, Vicent Estruch apostó “por seguir convirtiendo, cada vez más, al Complejo de Valorización de Residuos de Guadassuar en un gran referente Europeo en la gestión de residuos, desde su punto de vista de educación y sensibilización ambiental, pero también mejorando día a día sus rendimientos, para recuperar cada vez más residuos y evitar que acaben en vertedero”.

Reconocimiento a sus antecesores

Pero para conseguir todos esos retos el Consorcio ha de trabajar “con consenso y unidad, solamente mirando por el bienestar de nuestros vecinos”, según el nuevo Presidente. Quizás por ello, las primeras palabras de Vicent Estruch una vez elegido por unanimidad, fueron en “reconocimiento al trabajo realizado por los anteriores Presidentes del Consorci Ribera i Valldigna, José Ribera Añó y Salvador Montañana, así como todos los representantes de diversos municipios que han trabajado para que este Consorcio tenga todas las bases para convertirlo en un verdadero ejemplo en la gestión de residuos”.

ES NOTICIA EN COPE