6 nuevos ayuntamientos se adhieren al Fons Valencià per la Solidaritat durante 2023

Las localidades de Alcoy, Benavites, Gata de Gorgos, Rafelbunyol, Rotglà i Corberà y Vallés se han sumado al Fons Valencià durante el ejercicio pasado, incrementándose los socios de la entidad municipalista por la solidaridad a 134 ayuntamientos y 9 mancomunidades de la Comunitat Valenciana

 El Fons Valencià per la Solidaritat ha continuado con su senda de crecimiento durante el año 2023 con la incorporación de 6 nuevos ayuntamientos a la entidad, los cuales se comprometen con la solidaridad global mediante la cooperación internacional municipalista y la educación para el desarrollo y la ciudadanía global. En concreto, las localidades que se han sumado a la asociación supramunicipal por la solidaridad son Alcoy, Benavites, Gata de Gorgos, Rafelbunyol, Rotglà i Corberà y Vallés. Además, estos nuevos municipios representan la identidad plural de la organización, tanto territorial, poblacional como política.

Estos municipios de L’Alcoià, El Camp de Morvedre, La Marina Alta, L’Horta Nord y La Costera, con el alta como socios al Fons Valencià, manifiestan su voluntad de contribuir desde el ámbito local valenciano al desarrollo de países del sur y hacerlo desde el fortalecimiento de la cooperación descentralizada y del movimiento municipalista, siendo conscientes de su trascendencia en la construcción de una sociedad más justa, sostenible y democrática. Los ayuntamientos de Alcoy, Benavites, Gata de Gorgos, Rafelbunyol, Rotglà i Corberà y Vallés asumen, por lo tanto, el compromiso de dotar presupuestariamente una partida anual para proyectos de cooperación internacional municipalista y de educación al desarrollo a realizar mediante el Fons Valencià.

Con la incorporación de las localidades de estas 6 localidades (las cuales representan a 77.465 habitantes), el Fons Valencià aumenta el número de socios a 143, siendo de estos 134 ayuntamientos y 9 mancomunidades. Estas adhesiones demuestran la capacidad del Fons para sumar esfuerzos municipales en pro de la justicia global, siendo socios de la organización el 24,72 % de los ayuntamientos de la Comunitat Valenciana, los cuales representan al 48,90 % de la población de todo el territorio valenciano. También se ve incrementada la presencia de la entidad en las comarcas de Alicante y València.

La presidenta del Fons Valencià y tenienta de alcalde de Xàtiva, Xelo Angulo, ha valorado estas adhesiones “que consolidan el crecimiento del Fons tanto en el ámbito comarcal, provincial como autonómico y que refuerzan el compromiso del municipalismo valenciano solidario por un desarrollo socioeconómico humano, justo y sostenible de los países empobrecidos”. Por su parte, los alcaldes de los 6 municipios coinciden en el hecho que la adhesión al Fons Valencià es la materialización del carácter solidario de sus localidades y de su vecindario, así como del compromiso que estos tienen con la sociedad y con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 

El Fons Valencià per la Solidaritat, la asociación por la cooperación internacional y la educación para el desarrollo de los ayuntamientos y mancomunidades de la Comunitat Valenciana

El Fons Valencià es la asociación de entidades locales de la Comunitat Valenciana que tiene como objetivos realizar y financiar proyectos de cooperación internacional y de educación para el desarrollo, con las aportaciones económicas que cada año hacen sus socios (ayuntamientos y mancomunidades de la Comunitat Valenciana). Actualmente, el Fons cuenta con 143 entidades locales valencianas socias (134 ayuntamientos y 9 mancomunidades) y concentra sus actuaciones de cooperación descentralizada en Ecuador, Bolivia y El Salvador, así como en países en situaciones de emergencia. Asimismo, ejecuta proyectos de sensibilización hacia un desarrollo humano, justo y sostenible entre la población de las entidades locales socias del Fons, y a la ciudadanía valenciana en general.

La relación entre los municipios del sur y el Fons viene dada por la participación municipalista y descentralizada en políticas de cooperación para el desarrollo social y económico, con la colaboración en proyectos nacidos de las necesidades concretas y locales, y solicitados por los mismos municipios o a través de contrapartes, como por ejemplo las ONGD. La participación en los proyectos de cooperación siempre tiene como objetivos, de todas las partes colaboradoras, el respeto hacia la cultura local y la absorción mutua de conocimientos y experiencias.

 

ES NOTICIA EN COPE

ULTIMA HORA