La CHX inicia las obras de la nueva pasarela del río Clariano de Ontinyent

La actuación prevista también prevé la ampliación del área inundable, eliminación de especies invasoras, plantación de arbolado autóctono y también se intervendrá en el entorno del Molino Descals.


La Confederación Hidrográfica del Júcar (CHX) ha confirmado el inicio en los próximos días de las obras que destinarán cerca de 600.000 euros a la nueva pasarela sobre el río Clariano de Ontinyent, así como la mejora paisajística y medioambiental de su entorno. Se trata de una actuación presentada el pasado mes de marzo por el mismo presidente de la CHX, Miguel Polo, al alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez, y que efectúa y finanza la Confederación en atención al interés previamente mostrado desde el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico para participar en el proyecto de regeneración de la zona de la Cantereria impulsado por el Ayuntamiento y la Generalitat Valenciana.

El presidente de la CHX destacaba en aquel momento “la valentía del Ayuntamiento de Ontinyent para resolver la problemática de la zona, eliminando el uso residencial de una zona inundable para que el río recupere la zona natural de inundación, un proyecto que se convertirá en un hito de la gestión del riesgo de inundación y que esperamos que sea un ejemplo a seguir por muchos más municipios”. El alcalde, a su vez, agradecía a Polo su apoyo personal para facilitar una actuación “que cierra el círculo: teníamos que acabar con el riesgo existente, ayudar a las personas que vivían en la Canterería a reubicarse, demoler las casas y crear un nuevo espacio verde, pero al mismo tiempo enlazar las dos riberas del río para que este sea un lugar de encuentro y no una frontera”, un enlace que será posible con la nueva pasarela.

El proyecto, enmarcado en el vigente Plan de Gestión del Riesgo de Inundación, en el marco del protocolo subscrito a principios de 2020 entre la Confederación y el Ayuntamiento, cuenta con un presupuesto de cerca de 600.000 euros y alcanza una superficie que ronda los 30.000 metros cuadrados y una longitud fluvial de 575 metros, con un plazo de ejecución de los trabajos de alrededor de seis meses. El regidor de Territorio, Óscar Borrell, explicaba que “dentro de la intervención, habrá varias líneas de intervención, pero sin duda una de las más llamativas será la construcción de la nueva pasarela para peatones”. La nueva pasarela conectará ambos lados del río, y permitirá el paso del agua en épocas de grandes crecidas del Clariano. También se harán tareas generales de saneado del lecho del río y eliminación de especies invasoras con plantación otras autóctonas.

Además, y para ampliar el área de inundación, se actuará en los dos márgenes del río. En el derecho se alejará el paso peatonal para aumentar la sección de la cama, continuando así la actuación iniciada por la Generalitat Valenciana para la sustitución del colector principal de aguas residuales de la EDAR. En esta parte también se harán varios trabajos para proteger el Molino Descals de posibles inundaciones. En el margen izquierdo, donde estaban situados las viviendas de la Canterería, la Confederación eliminará el muro longitudinal existente, creando un paseo en un tramo de 6 metros de anchura, 3 de los cuales serán de suave talud ajardinado y otras 3 habilidad para su uso para tráfico de peatones y de vehículos del vecindario y de servicios.

Hay que recordar que paralelamente a esta obra continúa avanzando el proceso para la adjudicación de las obras de adecuación del nuevo parque inundable, que el Ayuntamiento ha sacado a licitación por un presupuesto básico de 965.000 euros  y al que optan 8 empresas de toda España. La actuación convertirá el espacio libre resultante de los escombros de las edificaciones en una zona de bosque y usos recreativos.

ES NOTICIA EN COPE

ULTIMA HORA