La Diputació activa las ayudas directas para ayuntamientos y asociaciones en materia de memoria democrática

  • La delegación que dirige la vicepresidenta Natàlia Enguix abre la línea de inversión de 2024 para subvencionar proyectos de localización, excavación, exhumación e identificación de los restos de víctimas de la Guerra Civil
  • Enguix reivindica en Xàtiva la memoria como “una herramienta esencial en la sociedad actual para construir un futuro sólido y democrático”, un discurso que “tenemos que conseguir que llegue a nuestra juventud”

 

  La Diputació de València ha activado las subvenciones directas a los ayuntamientos y las asociaciones memorialistas y de familiares destinadas a proyectos de localización, excavación, exhumación e identificación de los restos de víctimas de la Guerra Civil y la posguerra en las comarcas valencianas. Las solicitudes para participar en la convocatoria, primer paso para que la delegación de Memoria Democrática que dirige Natàlia Enguix contacte con los interesados, pueden presentarse hasta el próximo 2 de mayo, en la carpeta de ayuntamientos en el caso de los consistorios y por el registro general para las asociaciones.

Esta partida, que asciende a 210.000 euros, se suma a los 850.000 euros -700.000 para ayuntamientos y 150.000 para asociaciones- que la Diputación convocó el pasado mes de marzo, por el procedimiento de concurrencia competitiva, para recuperación de patrimonio memorialista, en el caso de la exhumación de trincheras o la rehabilitación de refugios impulsadas por los consistorios; y para las exposiciones, congresos, acciones educativas y el resto de actividades propuestas por las asociaciones.

En palabras de la vicepresidenta Enguix, “el presupuesto de más de un millón de euros que destinamos este año a memoria demuestra que, para este gobierno de la Diputación, sigue siendo una herramienta esencial en la sociedad actual para construir un futuro sólido y democrático”. “La partida económica es importante porque confirma nuestra voluntad de reparación y dignificación de las víctimas del conflicto, pero no es menos importante la tarea divulgativa para que las nuevas generaciones conozcan una historia que se nos ha contado incompleta y que nunca debe volver a repetirse”, añade la responsable de Memoria Democrática.

Jornada de memoria en Xàtiva

Natàlia Enguix se expresó en estos términos este jueves durante su participación en las jornadas de educación y memoria democrática organizadas por el Ayuntamiento de Xàtiva, en las que participó junto al alcalde, Roger Cerdà, y el concejal Alfred Boluda. En la Casa de la Cultura de la capital de la Costera, Enguix destacó la importancia de “acercar la memoria a los centros educativos y a nuestros jóvenes”, en la línea de “trabajar más que nunca para que los errores pasados marquen el camino que se tiene que evitar”.


En este sentido, la diputada de Memoria Democrática explica que las ayudas directas a ayuntamientos y asociaciones “permiten recuperar los restos de víctimas que siguen enterradas en cunetas o fosas comunes, así como su posterior identificación”. En su opinión, “la Diputación tiene la obligación moral de estar al lado de las víctimas y sus familiares, porque nuestra democracia solo puede avanzar si ha tenido en cuenta a esas víctimas de nuestro pasado más negro y a sus descendientes”.

Con estas subvenciones de 2024 y 2025 -algunos proyectos se prolongan durante meses-, la corporación provincial ha invertido casi cuatro millones de euros en exhumaciones y análisis genéticos de víctimas de la guerra tanto del régimen franquista como del bando republicano, y actos y monumentos memorialistas, desde la creación de la primera delegación de Memoria Democrática de la Diputación en 2016.

La apuesta por las acciones de reparación y reconocimiento de los represaliados se ha traducido en estos años en decenas de proyectos desarrollados en casi 20 municipios, con 1.160 víctimas exhumadas y más de un centenar identificadas después del análisis antropológico y las pruebas de ADN.

Cada vez más ayuntamientos se suman a los familiares de víctimas para buscar los restos de personas desaparecidas durante y en los años posteriores al conflicto bélico. Además de las 700 víctimas exhumadas en Paterna, donde continúan los proyectos, se han realizado excavaciones en los cementerios de Ontinyent, Castelló, Alcublas, Chelva, Cullera, Gilet, Rafelbunyol, Alfarb, Gandia, Higueruelas, Andilla, Utiel, Venta del Moro, Villar del Arzobispo, Enguera, Llíria o Albaida.

 

ES NOTICIA EN COPE

ULTIMA HORA