La Diputació de València aprueba unas cuentas realistas para 2024 que recogen los retos y necesidades de los municipios

El Presupuesto, con 598 millones de euros e incrementos en Carreteras, Servicios Sociales y Desarrollo Rural, sale adelante con los votos a favor del PP, Ens Uneix y Vox y los votos en contra del PSPV y Compromís.

 La Diputació de València ya tiene presupuesto para 2024. El pleno extraordinario de diciembre ha dado luz verde a unas cuentas “realistas” que ascienden a 598 millones de euros y recogen los nuevos retos de los municipios. El primer documento económico del gobierno de Vicent Mompó permitirá impulsar el mayor plan de inversiones de la historia de la corporación, con un crecimiento exponencial y progresivo en los próximos dos años para cubrir las necesidades de un Pla Obert d’Inversions que destinará 350 millones para los pueblos, a lo largo de una legislatura que prevé completarse en estabilidad financiera.

El presidente Mompó ha mostrado su satisfacción por la aprobación de un presupuesto que ha salido adelante con los votos a favor del PP, Ens Uneix y Vox, y que se va a traducir en “progreso para los 266 municipios y las tres entidades locales menores de la provincia”. “Estas cuentas van a permitir a los pueblos y ciudades llevar a cabo sus proyectos con muchas más facilidades, debido a la obsesión que tenemos por mejorar los niveles de ejecución de los anteriores planes inversores, que estaban en un 30%”, ha señalado Mompó, quien ha lamentado “la demagogia y la crispación” del PSPV y Compromís, que han votado en contra.

El máximo responsable provincial ha reflexionado sobre la actitud de los portavoces de la oposición: “Esto no va de nosotros y de nuestros egos, sino de municipios y personas; de pueblos pequeños con grandes necesidades; de niños y colectivos vulnerables en situación de exclusión social; de aquellos que levantan la persiana de su negocio a las seis de la mañana y a final de mes no cobran lo que merecen”, ha puntualizado Mompó fijando la vista en el portavoz socialista Carlos Fernández Bielsa. “Esta institución no es ni del PP ni del PSOE, ni de ningún partido. ¿Por qué tienen que soportar tanto ruido los vecinos y vecinas de nuestros pueblos?”, ha añadido el presidente.

Vicent Mompó ha insistido en la propuesta “realista” de unas cuentas que también invitan a “soñar a lo grande y construir provincia, sin necesidad de engordarlas con un crédito bancario de más de 60 millones, solo para presumir del presupuesto más alto en los 210 años de historia de la Diputación”. Tras agradecer el trabajo realizado por la diputada de Hacienda, Laura Sáez, y todos los funcionarios de la casa, Mompó ha vuelto a pedir respeto a la oposición y muy especialmente a aquellos que “con sus insultos y amenazas degradaron la imagen de esta institución y aún no han pedido perdón por ello”. “No tiene sentido que hablen de besamanos y que cada uno, en los despachos, pidan sus propias nominativas para los suyos, para lo que les interesa”, ha añadido Mompó.

El presidente ha terminado su intervención pidiendo a los portavoces de la oposición un reseteo: “Cuanto antes asuman que la ciudadanía ha preferido apostar por otros proyectos, antes podrán empezar a construir y ejercer su responsabilidad. Nos pagan un sueldo público para trabajar por el interés común, no por los intereses personales, con la honestidad con la que lo hacen la mayor parte de alcaldes y alcaldesas”. Y un último mensaje de Mompó para cuestionar la “demagogia” del representante socialista: “Ustedes han dado subvenciones a todas y cada una de las entidades a las que ahora critican que subvencione este gobierno. Por favor, respeten a las personas y colectivos que realizan labores sociales, por encima de colores e intereses políticos”.


 

Un presupuesto sostenible y progresivo

La diputada de Hacienda, Laura Sáez, ha expuesto las líneas maestras de unas cuentas que “creen en las potencialidades de la provincia y en el rol de liderazgo que ha de jugar esta corporación en la vertebración territorial, el impulso económico y la cohesión social de nuestros pueblos”. Sáez no esconde “la apuesta por un presupuesto basado en las necesidades actuales y sin recurrir a préstamos bancarios que engorden las cifras para buscar titulares en prensa; un presupuesto que, con una previsión macroeconómica y teniendo en cuenta las novedades fiscales, crecerá exponencialmente los próximos dos años para poder ejecutar el mayor plan de inversiones de la historia de la Diputación”.

La responsable de Hacienda se ha detenido en el principal programa inversor de la corporación, un Pla Obert d’Inversions que contará con tres convocatorias anuales para que los ayuntamientos presenten sus proyectos “sin precipitarse y sin prisas”, y que irá aumentando la dotación anual recogida en el presupuesto en función del volumen de proyectos a subvencionar que presenten los consistorios, con la intención de “facilitar la tramitación y ayudar a los municipios a que las obras proyectadas se ejecuten y ese dinero no retorne a la Diputación sino que se quede en los pueblos”.

Esta planificación “coherente, previsora y sin artificios” ha servido de ejemplo a Laura Sáez para presentar unas cuentas “ambiciosas y prudentes al mismo tiempo, porque no solo van a servir para impulsar un plan inversor histórico sino que lo van a hacer en el marco de las previsiones económicas y financieras e incluyendo las nuevas demandas y necesidades de los pueblos, mejorando la eficacia y la eficiencia de la gestión”.

 

Principales partidas

La diputada de Hacienda ha hecho un repaso de las principales partidas del presupuesto de la Diputació de València para 2024. Junto al Pla Obert d’Inversions, que se irá presupuestando progresivamente a lo largo de los próximos cuatro años hasta alcanzar los 350 millones de euros destinados a municipios y mancomunidades, “se mantienen los 40 millones de inicio para el Fondo de Cooperación, que se podrán incrementar durante el ejercicio a través del remanente”, y se asignan 180 millones a Bienestar Social, de los cuales 140 se transfieren directamente al Hospital General, con un incremento de 2,3 millones para Servicios Sociales.

Otras grandes líneas de inversión son las de Medio Ambiente, con 92,5 millones de euros que incluyen los 8 millones adicionales de los que dispondrá el Consorcio de Bomberos para asumir el coste del servicio en los municipios de menos de 20.000 habitantes; la de Carreteras, con 64 millones y un incremento de 3,7 millones para hacer frente al programa de Caminos de Interés Territorial; la de Cultura, con una asignación de 20,4 millones de euros; y la de Fondos Europeos, Administración Electrónica e Innovación, con 18,4 millones, entre ellos 1.250.000 euros para la digitalización del Ciclo Integral del Agua.

Entre las novedades, destacan igualmente los 2,5 millones destinados a la recuperación del patrimonio cultural e histórico-artístico de la provincia; los dos millones del Plan de Trinquetes que responde a la intención del gobierno provincial de defender las tradiciones y señas de identidad, caso de la pilota valenciana; el 1.200.000 euros para asesorar y ayudar a los municipios en la obtención de fondos europeos; el millón de euros para hacer frente a la despoblación en las comarcas de interior; y los 600.000 euros dirigidos a la reforma y conservación de cuarteles de la Guardia Civil en municipios valencianos.

En el apartado de nuevas necesidades se enmarca también el proyecto de oficinas comarcales con el que el gobierno de Mompó quiere acercar la institución a los ayuntamientos y los ciudadanos. La iniciativa, que lidera la vicepresidenta primera, Natàlia Enguix, al frente de Cooperación, dispondrá en 2024 de 2,6 millones de euros para poner en marcha la red de espacios provinciales en las distintas comarcas, que aunarán el servicio de gestión tributaria con la atención de ingenieros, arquitectos y técnicos de Administración general.

En cuanto al resto de áreas, Educación gestionará una partida de 8,3 millones de euros; Deportes dispondrá de 8 millones; Turismo 7,6 millones, con una línea de subvención para proyectos enfocados a municipios en riesgo de despoblación; Asistencia Jurídica y Técnica 5,7 millones; Teatros 2,6 millones; e Igualdad y Memoria Democrática 3 millones en conjunto, con un incremento de 300.000 euros en las ayudas a los municipios que integran la Red provincial que trabaja para hacer frente a las violencias ejercidas contra las mujeres.

En resumen, y en palabras de Laura Sáez, “el presupuesto que hoy se somete a votación ha sido elaborado con una perspectiva global y una visión de conjunto, pero dando respuesta a problemas concretos que pueden ser una preocupación para los municipios”.

 

El debate de presupuestos

La vicepresidenta primera y portavoz de Ens Uneix, Natàlia Enguix, ha defendido “un presupuesto transversal, vertebrador e igualitario”, en el que ha destacado el incremento de 62 millones en la partida del Pla Obert d’Inversions. “Presentamos este plan seis meses antes que el último programa inversor del anterior gobierno, cuyos plazos ampliaremos para que se pueda ejecutar hasta el último euro y los municipios no pierdan subvenciones”, ha añadido Enguix.

La vicepresidenta y responsable de Igualdad, ha lamentado “la falsedad como argumento y estrategia por parte de la señora Gimeno y sobre todo el señor Bielsa a la hora de utilizar el sufrimiento de las mujeres para hacer una política sucia”. Y ha dejado claro que “los ayuntamientos recibirán más dinero para hacer frente a la violencia contra las mujeres, y no solo eso, sino que nos hemos reunido con las asociaciones feministas que no se presentaban a las convocatorias porque no cobraban cuando debían, explicándoles cómo deben presentar las solicitudes”. “De cada 10 euros presupuestados por el anterior gobierno en materia de Igualdad llegaban solo tres a su destino”, ha concluido Enguix.

Por su parte, el portavoz socialista, Carlos Fernández Bielsa, ha asegurado que tendió la mano al gobierno provincial “siempre y cuando no se dejara llevar por las imposiciones de la ultraderecha a la hora de elaborar el presupuesto”. Bielsa ha justificado el voto en contra de los 12 diputados de su grupo en que “no podemos apoyar unas cuentas que son las que ha querido Vox, y que suponen una claudicación y una humillación para los ayuntamientos, por eso presentamos hasta 28 enmiendas para evitar la discriminación”.

En la misma línea que Bielsa se ha expresado la portavoz de Compromís, Dolors Gimeno, quien ha expuesto su rechazo a “un presupuesto negacionista que olvida la lucha contra el cambio climático y trata de agradar a la extrema derecha”. Gimeno ha profundizado en su crítica a las primeras cuentas del ejecutivo del PP y Ens Uneix, con la presentación de 15 enmiendas a un presupuesto que, a su parecer, “recorta las partidas para el Fondo de Cooperación y la inversión en los ayuntamientos, incluidas las del plan Reacciona”. La responsable de Compromís vaticina que los consistorios “tendrán que pedir créditos a causa de estas cuentas conservadoras”.

En su intervención, el representante de Vox, Sergio Pastor, ha defendido su respaldo a un presupuesto que “trata de solucionar problemas y no quedarse en las políticas de pancarta”. Pastor ha destacado “la capacidad negociadora y el trabajo de la diputada Laura Sáez, así como el carácter realista de un presupuesto que se centra en ejecutar las mejoras que necesitan los municipios”. Para el portavoz de Vox, “es un ejemplo de democracia sentar a negociar a dos grupos que nadie quiere que nos entendamos, mientras otros utilizan los medios para forzar y hacer valer sus posturas”. Y ha terminado respondiendo al “muro” levantado contra su partido por el portavoz socialista: “Si hoy en este pleno ofreciéramos nuestros dos votos al señor Bielsa para hacer una moción de censura al presidente, seguro que los aceptaría”.

 

“Enmiendas ilegales”

En el turno de réplica, Laura Sáez ha centrado su intervención en dar respuesta a las críticas del portavoz socialista. “Menos postureo, señor Bielsa, y no confunda sus deseos con la realidad. La realidad del presupuesto de la Diputación es la de una inversión histórica y que se va a ejecutar en los municipios; la ayuda a los pueblos que más lo necesitan sin sectarismos; y la continuidad en materia de Igualdad, luchando y aportando más recursos para proteger a las mujeres que sufren violencia”. “Su argumentario está escrito desde el 14 de julio, el día en que no pudo ser presidente de esta institución”, ha replicado Sáez, quien ha señalado que las enmiendas presentadas por el señor Bielsa “no se ajustan a la normativa y en muchos casos son ilegales, ya que no se puede cubrir gasto corriente con préstamos bancarios”. “Usted no está capacitado para gestionar esta institución, señor Bielsa”, ha rematado la titular de Hacienda.

La titular provincial de Hacienda ha arremetido contra el “discurso fake” de Bielsa y ha lamentado que trate de “demonizar determinadas subvenciones a entidades que ayudan a mujeres y niños en situación de exclusión social”. Laura Sáez ha repasado una por una las distintas subvenciones a Provida y la Casa Cuna Santa Isabel concedidas por los gobiernos de coalición del PSPV y Compromis, algunas de ellas desde la propia Diputación, así como las ayudas a entidades religiosas como Cáritas, el Centre d’Acolliment Sant Francesc d’Assís, la Fundació Mare de Déu dels Innocents i Desamparats o Sant Joan de Déu València, “ahora repudiadas al pretender asociarlas con las ideologías de derechas”.

En materia de Igualdad, la representante del ejecutivo provincial ha pedido defenderla “con hechos, como está haciendo la compañera Natàlia Enguix optimizando un presupuesto que el anterior gobierno no supo ejecutar en ninguno de los ejercicios, y no con la demagogia de quienes creen tener el monopolio de la Igualdad y los buenos sentimientos, pero que con sus leyes han provocado que más de un millar de agresores sexuales vean reducidas sus penas y que 126 hayan sido excarcelados”. “Señor Bielsa, no intente trasladar a esta corporación la política de muros de Pedro Sánchez y no siembre la discordia”, ha concluido Sáez.

Laura Sáez ha finalizado su intervención defendiendo lo que en su día expusieron sus antecesores, Toni Gaspar y Vicent Mascarell, al recordar que el presupuesto “es un documento vivo y abierto a mejoras, puesto que las realidades y las necesidades son cambiantes”.

 

 

 

 

 

ES NOTICIA EN COPE

ULTIMA HORA