La Diputació y la Generalitat retoman la colaboración para emprender proyectos de recuperación de patrimonio histórico

  • La vicepresidenta primera, Natàlia Enguix, se reúne con la directora general de Patrimonio del Consell, Pilar Tébar. Ambas instituciones abordarán la creación de una comisión para trabajar conjuntamente a partir de 2025
  • Enguix avanza una línea de 2,5 millones de euros de la Diputación para este año, destinada a “proyectos maduros” tanto de patrimonio civil como eclesiástico, y pide a la Generalitat ayuda para agilizar las autorizaciones

 

  La Diputació de València y la Generalitat retoman la colaboración para emprender de forma conjunta proyectos de recuperación de patrimonio histórico en los municipios de la provincia. La vicepresidenta primera y responsable de Cooperación Municipal, Natàlia Enguix, ha recibido en sede provincial a la directora general de Patrimonio Cultural del Consell, Pilar Tébar, quien ha calificado la reunión como “una declaración de intenciones para dar un paso al frente en la colaboración entre ambas instituciones en materia de patrimonio”.

Enguix y Tébar avanzan en la creación de una comisión para trabajar conjuntamente en proyectos de recuperación del patrimonio a partir del próximo año, aunque se deja la puerta abierta a que durante 2024 puedan surgir iniciativas y propuestas de los ayuntamientos en las que colaboren ambas instituciones.

En este sentido, la Diputació de València invertirá este año 2,5 millones de euros en proyectos de recuperación del patrimonio histórico presentados por municipios de la provincia. La vicepresidenta primera, Natàlia Enguix, ha anunciado esta línea de ayudas que el gobierno que dirige Vicent Mompó recupera seis años después, y que coordinará la propia Enguix a través del área de Cooperación Municipal que dirige.

Natàlia Enguix explica que en el primer ejercicio de la legislatura “la intención es subvencionar proyectos que estén maduros, que a ser posible cuenten con los permisos necesarios, teniendo en cuenta que hablamos de bienes de interés cultural y espacios protegidos, y que puedan licitarse durante 2024”. Estos criterios se enmarcan “en la línea de este gobierno de ser más eficaces, ayudando a los ayuntamientos a ejecutar las actuaciones que nos solicitan y que el dinero se quede en los municipios y no vuelva a la Diputación”, añade Enguix.

Agilizar los permisos

Natàlia Enguix ha explicado tras el encuentro que ha trasladado a la representante autonómica la necesidad de que la administración “sea más flexible y haya menos burocracia, y sobre todo necesitamos la colaboración de la Generalitat para agilizar la autorización de los permisos que solicitan los ayuntamientos para realizar estas intervenciones en elementos patrimoniales, la mayor parte de ellos bienes de interés cultural protegidos”.

Por su parte, Pilar Tébar ha señalado que la colaboración consistirá en “apoyar las restauraciones de elementos patrimoniales que se encuentran en peligro de derrumbe o potenciar aquellas actuaciones en espacios singulares”.

De esta forma, habrá dos millones de euros para financiar proyectos de patrimonio civil presentados por los consistorios y medio millón de euros para patrimonio eclesiástico. En todos los casos, las intervenciones se realizarán en “espacios singulares y emblemáticos para los pueblos”, según apunta la vicepresidenta y responsable de Cooperación.

El ejemplo de este tipo de proyectos es el Palau dels Bellvis de Benissuera, que recientemente visitó Natàlia Enguix junto a la alcaldesa, Yolanda Úbeda. La casa-palacio fortificada del siglo XVI cuenta con un plan director que determina las distintas fases que deben acometerse para recuperar una construcción que pretende ser el centro administrativo y sociocultural del pueblo.

 

 

 

 

 

 

 

ES NOTICIA EN COPE

ULTIMA HORA