La Diputación hace oficial la aportación de 1’5 millones de euros para la residencia de la Beneficencia de Ontinyent

El Alcalde de Ontinyent y la Vicepresidenta 1ª Natàlia Enguix destacan la calidad para la atención a mayores que supondrá este centro, al que el Ayuntamiento aportará otros 800.000 euros


La Diputación de València ha hecho oficial la aportación de 1’5 millones de euros a la construcción de la nueva residencia de mayores del Sant Hospital de la Beneficencia de Ontinyent, las obras del cual están en marcha desde el pasado mes de junio. Una aportación que estuvo anunciada por la vicepresidenta 1ª de la Diputación de València, Natàlia Enguix, quien destacaba el hecho que estar presentes a la Diputación con el pacto de Gobierno “se pueda traducir en aportaciones como esta, que ayudan a que la residencia sea una realidad para atender a la gente mayor que más lo necesita, y que tanto ha hecho por todas y todos”.

El nuevo edificio contará con 97 plazas, con 36 habitaciones dobles y 25 individuales. Un edificio dotado con un gran espacio multifuncional central, y el reparto en núcleos convivenciales para entre 15 y 25 personas, en cumplimiento de la nueva normativa, con zonas de ocio y esparcimiento, espacios comunes, pequeñas terrazas y un gimnasio en la parte superior del edificio.

En la visita que se realizó a las obras el pasado mes de enero, el alcalde y Presidente de la Fundación del Patronato del Santo Hospital de la Beneficencia, Jorge Rodríguez, ponía en valor el bote de calidad respecto al servicio que se presta en las actuales instalaciones, agradeciendo a Natàlia Enguix “las gestiones que han conseguido que la Diputación se involucre en este proyecto” con 1’5 millones de euros. Una aportación que se ha oficializado ahora con la publicación al Boletín Oficial de la Provincia del decreto del Presidente de la corporación valenciana, Vicent Mompó, en el cual se concede una subvención nominativa por este importe, para ayudar a la ejecución de las obras del nuevo edificio, ubicado en el nº13 de la calle Monges Carmelites del barrio del Llombo.

El coste global del proyecto es de 8’5 millones de euros, a los que el Ayuntamiento también aporta otros 800.000 euros del Ayuntamiento de Ontinyent, contándose igualmente con 750.000 euros de la Generalitat Valenciana, así como financiación aportada por Caixa Popular, ayuda de Cáritas y la implicación tanto de la Fundación del Santo Hospital de la Beneficencia y sus patrones, además de empresas y profesionales.

ES NOTICIA EN COPE

ULTIMA HORA