La Torre de Lloris cuenta con nuevas instalaciones biosaludables para la práctica deportiva

La Torre de Lloris cuenta desde esta semana con unas nuevas instalaciones biosaludables destinadas a la práctica del ejercicio físico por parte de los vecinos y vecinas, las cuales han supuesto una inversión de 8.900 euros. En concreto se ha colocado un volante y una bicicleta biosaludable y un worlout exterior de calistènia, los cuales se han ubicado en la avenida Miralbó.

«Continuamos invirtiendo en la calidad de vida a nuestras pedanías. Ya es una realidad una de las peticiones más demandadas por los vecinos y vecinas de la Torre. Con estas nuevas instalaciones, tanto la gente joven como la gente mayor podrá realizar ejercicio al aire libre, una actividad muy recomendable por parte de las autoridades sanitarias», ha manifestado el regidor de Pedanías Pedro Aldavero.

Estas nuevas instalaciones se unen a otras que el Ayuntamiento de Xàtiva ha ido llevando a cabo en otros lugares como por ejemplo la pedanía de Annauir o en cuatro parques de la ciudad: la Glorieta de José Espejo, el jardín de Sariers y los parques del Passeig del Ferrocarril y Anita la Comare. Se trata de iniciativas dirigidas a favorecer la práctica de ejercicio físico al aire libre entre los sectores de mayor edad de la población. Las cuatro instalaciones anteriores contaron con un precio de licitación de 19.349,16 euros.

Estudios científicos avalan la necesidad de facilitar el acceso a espacios e instalaciones para la práctica regular de programas de actividad física para las personas mayores. Para dar respuesta a esta necesidad aparecen en las ciudades los parques saludables, también llamados circuitos biosaludables. Estas equipaciones urbanas apuestan por una nueva filosofía de vida saludable para este sector de la población, proponiendo ejercicios de trabajo físico de todas las partes del cuerpo, así como la estimulación otras capacidades como ahora el equilibrio, la coordinación, la fuerza, la elasticidad, la movilidad y la agilidad.

Con la correcta utilización del circuito saludable se consigue mantener la movilidad articular, mejorar la fuerza muscular, trabajar la coordinación y la destreza oculomanual, mejorar las funciones cognitivas, sensoriales y motrices del cerebro, además de la función respiratoria, cardiovascular o digestiva y, conseguir la interacción social entre las personas usuarias de las instalaciones, favoreciendo un ambiente recreativo, de integración y de cohesión social.

ES NOTICIA EN COPE

ULTIMA HORA