Ontinyent acumula 551 gatos esterilizados dentro del programa municipal de gestión ética de las colonias

Se estima que los convenios de colaboración del Ayuntamiento con la Protectora de Animales de La Vall d’Albaida han permitido que aproximadamente el 75% de los gatos de las colonias registradas estén esterilizados


El programa municipal de gestión ética de las colonias felinas ha permitido en Ontinyent acumular ya 551 gatos esterilizados, y llegar a una estimación del 75% del censo actual de las 36 colonias registradas en situación de esterilización. Este programa se articula a través de los diferentes convenios firmados desde 2016 por el Ayuntamiento de Ontinyent con la Protectora de Animales de La Vall d’Albaida para la captura, esterilización y retorno de los animales a las colonias felinas de los casco urbano.

La regidora de Sostenibilidad, Sayo Gandía, explicaba que “llevamos ya 8 años con vigencia de diferentes convenios, que nos han servido para avanzar mucho. La cifra de colonias ha ido aumentando, pero la gran mayoría están controladas, estables o en vías de estabilización. Los últimos datos nos dicen que desde 2016 hemos esterilizado más de medio millar de gatos y que aproximadamente el 75% de los cerca de 300 gatos con que cuentan estas colonias registradas actualmente ya están esterilizados, lo que habla del buen trabajo que se está haciendo para conseguir colonias completamente esterilizadas de forma progresiva”, señalaba.

Dentro del programa también se atendió en 2023 el problema generado por dos colonias felinas no controladas en la zona de los centros educativos de Vicent Gironés Mora y Martínez Valls, donde se actuó esterilizando 16 animales y distribuyendo pienso seco. En total se cuenta en Ontinyent con 36 colonias por los diferentes barrios, 32 de las cuales están catalogadas como controladas, estables o en vías de estabilización, están en el resto de los casos iniciándose las actuaciones correspondientes para estabilizarlas.

Sayo Gandia explicaba que “además de esterilizar un gran número de ejemplares se ha invertido en compra de pienso y se han hecho otras actuaciones de mejora de colonias como la renovación de las placas identificativas de los puntos y la instalación de 5 casetas dormitorio, que protegen a los gatos . Estas mejoras son positivas tanto para los animales como para la ciudadanía, obteniendo puntos más limpios y salubres”. Las cantidades aportadas anualmente han sido variables en los 8 años de funcionamiento de los convenios, oscilando entre los 3.000 y los 15.000 euros anuales (en 2023 fueron 8.000). Hay que destacar que en 2023 Ontinyent se aprobó un Plan Municipal de Gestión Ética de las Colonias, “uno de los aspectos que se piden a la nueva normativa estatal y autonómica de bienestar animal, a la que estamos trabajando para adaptarse”, añadía la regidora, quien tenía palabras de agradecimiento “para el gran trabajo que hace la Protectora y las alimentadoras que colaboren de manera voluntaria”.

Los gatos de las colonias pertenecen a la familia ‘Felis Catus’, la misma especie que cualquier otro felino doméstico. La diferencia entre estos gatos y los que pueden convivir con cualquier familia es su grado de sociabilización con el humano, que suele ser escaso o nulo. Estas poblaciones de gatos pueden tener varios orígenes, que incluyen el abandono de animales no identificados por parte de sus propietarios, ejemplares procedentes de otras colonias que se desplazan buscando recursos, ejemplares domésticos perdidos, o camadas de gatas con propietario que no han sido esterilizadas y han parido fuera de casa, entre otras.

El método CER consiste a intervenir en una colonia, capturando los gatos y sometiéndolos a una intervención veterinaria. Los felinos se esterilizan y se revisa su estado de salud para evitar la reproducción incontrolada y las enfermedades contagiosas. Una vez esterilizados se procede a hacerles una marca en la oreja para identificar los gatos ya intervenidos. Después son liberados en el mismo lugar donde fueron capturados. Este método permite alimentar los gatos de forma responsable, evitando en lo posible el nacimiento de nuevas camadas. Además, consigue una convivencia amable entre las personas y los gatos, y da una vida digna a estos animales.

ES NOTICIA EN COPE

ULTIMA HORA