Ontinyent limita a 24 euros la subida del recibo de la basura en 2024

El regidor de Hacienda destaca el esfuerzo municipal para subir lo mínimo posible la tasa en la revisión de ordenanzas para 2024, después de haber sido congelada durante 12 años.


El Ayuntamiento de Ontinyent contendrá en 24 euros en el año (2 euros en el mes) la subida de la tasa de recogida y transporte de basura, derivada del nuevo impuesto estatal sobre residuos que el Gobierno de España recaudará a través de los ayuntamientos (el “impuesto sobre depósito de residuos en vertederos, la incineración y coincineración de residuos”, incluido a la Ley 7/2022 de 8 de abril), y de la fuerte subida del IPC en los últimos años, que acumula un 15% desde 2021.

Es uno de los aspectos más destacados de la revisión de ordenanzas municipales para 2024 que presentaba este lunes el regidor de Hacienda, Pablo Úbeda, quien destacaba el esfuerzo del Gobierno de Ontinyent “para subir lo mínimo posible esta tasa, después de haber sido congelada durante 12 años, como el resto de tasas e impuestos que dependen del Ayuntamiento. Llegados a este punto, con el nuevo contexto económico, sería irresponsable mantener esta congelación porque un déficit desproporcionado generaría un agujero que podría repercutir en la calidad de los servicios que el Ayuntamiento presta”, explicaba.

Hay que destacar que solo el nuevo impuesto de residuos impuesto por el ejecutivo central de Pedro Sánchez supondrá un impacto previsto de 190.000 euros, que sumado al progresivo aumento del IPC disparará el gasto en la prestación del servicio hasta 1,5 millones de euros, cuando los ingresos son de poco más de 900.000. Para compensar este diferencial, la subida tendría que ser de 51 euros, pasando de los 44 actuales hasta los 95. Pablo Úbeda explicaba que “entendemos que a pesar de ser un gasto anual, sería un aumento sensible, razón por la cual el Ayuntamiento hará un esfuerzo y asumirá parte de este diferencial, subiendo 24 euros anuales, que equivalen a 2 euros en el mes, una cifra más reducida”. A pesar del incremento de ingresos, el Ayuntamiento continuará asumiendo 150.000 euros del coste directo del servicio de recogida de basura. Además, se mantienen las bonificaciones a las familias con ingresos inferiores al salario mínimo interprofesional.

Con todo, Úbeda advertía que desde la Unión Europea se está tratando de imponer una normativa que obligue a que se repercuta todo el gasto de la recogida de residuos urbanos en las propias tasas, siguiendo la Directiva 2018/851 del Parlamento Europeo. “Es una situación que se puede producir, la de que todos los ayuntamientos sin excepción tengan que aplicar esta Directiva, pero a estas alturas no se pueden descartar modificaciones o prórrogas que nos evitan tener que hacer nuevas subidas de esta tasa”, apuntaba.

Otros cambios a las ordenanzas fiscales

Si bien la revisión de la tasa de la basura es la novedad más destacada, la propuesta de ordenanzas fiscales municipales para 2024 incluyen también otras cambios. Uno de ellos es la rebaja en el límite mínimo para fraccionar el pago de impuestos con la Cuenta Corriente Tributaria Local, en 12 meses sin intereses.

Pablo Úbeda explicaba que “dado que el IBI va a pasar a recaudarse por parte de la Diputación de València, los impuestos que el Ayuntamiento recaudará directamente serán de menor cuantía total, y aprovecharemos para que sea más fácil fraccionarlos, pasando del límite mínimo de 240 anuales hasta solo 60”, señalaba. Los impuestos de los que se podrá fraccionar el pago son el Impuesto de Vehículos, el Impuesto de actividades Económicas, los vados y la referida tasa de la basura. “Con este cambio a la Cuenta Tributaria Local la subida de los 24 euros de la basura se convierte en 2 euros en el mes”, recordaba.

Otros aspectos destacables son la sustitución de las bonificaciones fiscales al IBI y el IAE por la instalación de fotovoltaicas, que se convertirán en subvenciones que están ya trabajándose con ATEVAL, COEVAL y CEL; o la eliminación de la bonificación del 95% a la cuota de transmisión de los terrenos al barrio de la Canterería afectados por las inundaciones de la DANA de 2019 (puesto que todas las casas se han derrocado).

Igualmente, se modifica el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica  en cuanto a la renovación de la exención de pago a los conductores y conductoras mayores de 70 años. El regidor explicaba que “habíamos detectado que había gente mayor que no renovaba el carné de conducir y los vehículos mantenían una exención de la cual se beneficiaban indebidamente los hijos e hijas u otras personas. Con este cambio será necesario renovar el carné de conducir para mantener esta exención”, señalaba. En total, la propuesta de revisión de ordenanzas cuenta con un total de 20 puntos, siendo la mayoría de ellos detalles técnicos para agilizar la gestión de diferentes aspectos.

ES NOTICIA EN COPE

ULTIMA HORA