Ontinyent presenta “els taulells del Contrabando” para promocionar el acto fester

La regidora Àngels Muñoz y el presidente de Festers, Vicent Pla Vaello presentan unos azulejos de cerámica que se colocarán en los puntos donde se declaman los versos.


Las Comparsas de Marineros y Contrabandistas de Ontinyent protagonizan durante la Setmana Gran el tradicional “Contrabando”, un acto de los fiestas de Moros y Cristianos que desde este año contará con unos azulejos de cerámica que se colocarán en los puntos donde se declaman los versos, a 3 fachadas de las calles Gomis y Maians y a 1 ubicada en la Plaza Mayor.

La regidora de Fiestas y Tradiciones, Àngels Muñoz junto al presidente de la Societat de Festers, Vicent Pla Vaello y representantes de las comparsas Marineros y Contrabandistas, así como el diseñador del azulejo, Gonzalo Gironés, presentaban al Museu Fester de Ontinyent la iniciativa que tiene como objetivo “promocionar y dar un impulso al acto del Contrabando”. En este sentido, la regidora destacaba que “el acto de Contrabando es un acto muy importante y tradicional dentro de la fiesta morocristiana, que al añadir este elemento ahora permitirá dar a conocer la historia de este acto durante todo el año”.

Por su parte, Vicent Pla Vaello, explicaba que los azulejos se colocarán este jueves porque “durante la celebración del primer acto de las fiestas como es la Publicació pueda ser disfrutado tanto por la ciudadanía como por los festers”. Así, el presidente incidía que el acto del *Contrabando “es una de las representaciones más emblemáticas de nuestra Fiesta, y estos azulejos buscan, además de darle un impulso en el acto y que el público sepa que no se celebra solo en la plaza Mayor, sino que también transcurre por las calles de Gomis y Maians, que se convierta en un reclamo turístico para que durante todo el año, vecinos y visitantes puedan conocer que el cuarto sábado de agosto por ahí transcurre uno de los actos más arraigados a la Fiesta de Moros y Cristianos de Ontinyent”.

El diseño de los azulejos se ha realizado siguiéndose los estándares estéticos, cromáticos y compositivos propios de la cerámica valenciana de los siglos XVIII y XIX. Tanto las figuras que aparecen como los elementos decorativos parten de modelos documentados en el libro “La taulelleria valenciana de los siglos XVII, XVIII y XIX a la Colección de la Fundación La Fontana” de Ignasi Gironés, pero adaptándolos a las indumentarias actuales de las comparsas.
La producción ha sido realizada por la “Fábrica-Museo de José Gimeno Martínez”. Para este caso se ha optado para reproducir digitalmente el diseño sobre el azulejo con el posterior esmaltado y cocción mediante las técnicas artesanales.

ES NOTICIA EN COPE

ULTIMA HORA