Ontinyent recoge la placa como Municipio Turístico Singular de la Comunidad Valenciana

La consejera de Innovación, Industria, Comercio y Turismo, Nuria Montes, entrega el distintivo a las regidoras Àngels Muñoz y Sayo Gandía en un acto en el Centro de Turismo CdT.


Ontinyent ya cuenta con el reconocimiento formal como Municipio Turístico Singular de la Comunidad Valenciana, una distinción que desde la Generalitat Valenciana ya se comunicó al alcalde Jorge Rodríguez la pasada primavera, y que se plasma en la placa que recogían este martes en València las regidoras Àngels Muñoz y Sayo Gandía, de manos de la consejera de Innovación, Industria, Comercio y Turismo, Nuria Montes. En el acto, que tenía lugar en el Centro de Turismo CdT de València, también recogían distinciones los ayuntamientos de Bocairent, Xàtiva, Canet d’en Berenguer, Enguera, Ademuz, Olocau y Ayora, así como las fiestas de Quart de Poblet y Bellús.

Tanto Àngels Muñoz, regidora de Fiestas, como Sayo Gandía, quién era la responsable de la concejalía de Turismo cuando se gestionó este reconocimiento, coincidían al valorar positivamente la consecución de una distinción “que nos ayuda a mantener condición de municipio turístico con la nueva normativa, un hecho imprescindible para poder seguir accediendo a las subvenciones específicas para municipios turísticos como las que cada año convocan la Generalitat Valenciana y la Diputación de València”.

Entre los criterios, se establecían unos mínimos de carácter cuantitativo que afectan la oferta, demanda y economía turística del municipio, como por ejemplo la población turística, el número de plazas de alojamiento turístico y de segunda residencia, y la existencia de recursos turísticos de primer orden, recogidos en un catálogo por la Generalitat. Si no se cumplen los criterios, no se consideran las obligaciones que los municipios también tienen que cumplir.

Además de haber conseguido llegar a la cifra mínima estimada de 102.000 turistas y visitantes anuales en base a las fórmulas de la Generalitat, y de tener las plazas de alojamiento y segunda residencia mínimas, Ontinyent consiguió incluir alrededor de medio centenar de recursos de primer orden al catálogo autonómico de Bienes de Interés Turístico, como el Palau de la Vila, las iglesias, la ermita de Santa Ana, las fiestas, el Paraje del Pou Clar, el Museo del Textil o la Feria de Noviembre, entre otros.

ES NOTICIA EN COPE

ULTIMA HORA